julio 19, 2024
Logo - Revista el Congreso

Revista El Congreso

Disminución del 9% de cultivos ilícitos en 2019, mayor reducción en los últimos seis años

Tras conocer el Informe de Monitoreo de Territorios Afectados por los Cultivos Ilícitos, presentado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), según el cual en Colombia se registró una reducción del 9% en el área sembrada de coca durante 2019 –equivalente a 15.000 hectáreas–, el Presidente Iván Duque Márquez afirmó que esa cifra corresponde a la mayor disminución de los cultivos ilícitos de los últimos seis años. “Hoy recibimos el reporte independiente de la Organización de Naciones Unidas, a través de su Oficina contra las Drogas y el Delito en nuestro país, y nos muestra que por segundo año consecutivo avanzamos en la reducción de los cultivos ilícitos”, dijo el Jefe de Estado durante la presentación del informe, acto que se cumplió este miércoles en la Casa de Nariño. La disminución del 9% del área sembrada de cultivos ilícitos en el 2019 “se convierte en la mayor reducción de cultivos ilícitos en los últimos seis años en nuestro país”, reiteró. El Presidente Duque consideró que estas cifras son el resultado de la política integral contra las drogas ilícitas puesta en marcha por su administración. “Quiero destacar que aquí se suman los esfuerzos de los programas de sustitución, pero también de los programas de erradicación; combinar las dos herramientas en la erradicación, el trabajo de soldados y de policías de los grupos manuales de erradicación se ve en este reporte, como también se ve el impacto del programa de sustitución voluntaria”, manifestó. Agregó que se “vislumbra con optimismo que la aplicación de los instrumentos de precisión para enfrentar esos cultivos también contribuirán a ser más efectivos”. En el mismo sentido, el Jefe de Estado resaltó que, según el reporte de Naciones Unidas, hay una reducción de los cultivos ilícitos “en comunidades afrocolombianas, en comunidades indígenas, en resguardos y, también, en otros lugares estratégicos de la geografía nacional”. El Mandatario, además, puso de relieve que en el 2019 se registraron las mayores incautaciones de coca en lucha histórica del país contra el narcotráfico. “Celebro que la droga producida el año pasado se encontró con una gran capacidad de incautación, la más alta desde que nosotros estamos enfrentando el fenómeno de las drogas”, indicó. Lucha contra el narcotráfico, un deber moral Así mismo, el Presidente Duque recalcó que “luchar contra el fenómeno del narcotráfico es un deber moral, es un deber de toda la sociedad, y mucho más en nuestro país que a lo largo de las décadas ha sido flagelado por este fenómeno”. “El narcotráfico es un mal que afecta a la humanidad. El narcotráfico es asesino de líderes sociales. El narcotráfico es un degradador, un ecocida que afecta a muchísimos lugares privilegiados de nuestra geografía nacional”, enfatizó. Finalmente, por toda la afectación que le causa el narcotráfico al país, el Jefe de Estado señaló que “Colombia sigue adelante enfrentando este fenómeno y seguirá también enfrentando a los grupos armados organizados que se nutren y que tienen como combustible las economías ilícitas”. Durante la presentación del informe de Naciones Unidas, el Presidente Duque estuvo acompañado por el Representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), Pierre Lapaque; el Ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo; la Ministra de Justicia y del Derecho, Margarita Cabello Blanco, y el Consejero Presidencial para la Estabilización y la Consolidación, Emilio Archila, entre otros.   Información tomada desde la Prsidencia de la República.

Disminución del 9% de cultivos ilícitos en 2019, mayor reducción en los últimos seis años Read More »

Es hora de prepararnos para la pospandemia

La difícil situación que vive el país por cuenta del Covid-19 tomó por sorpresa a todo el mundo, incluidos los alcaldes y gobernadores, que arrancaban sus períodos cargados de propuestas importantes para empujar el desarrollo integral de sus regiones. La llegada en marzo pasado del nuevo virus a Colombia cambió por completo los proyectos y programas que los mandatarios alentaron como candidatos el año pasado para obtener el respaldo de los votantes en las urnas. No solo tuvieron que redireccionar los recursos hacia el sector de la salud y la seguridad alimentaria para atender la emergencia sanitaria en los municipios y ciudades, sino que tendrán que ajustar sus planes de desarrollo con menos tiempo y presupuesto para responder a las necesidades que exige la pandemia en sus territorios. Las administraciones actuales tendrán que acoplarse a la nueva realidad del país y pensar en cómo salvar al menos los pilares de sus programas de gobierno, sin desconocer que el fortalecimiento del sistema de salud y el garantizar el abastecimiento de alimentos a la comunidad, será por varios meses la prioridad en sus agendas de trabajo. Un rediseño total de los planes de desarrollo que tendrá que hacerse lo más pronto posible para reactivar la economía regional, duramente golpeada por el aislamiento social en el que han permanecido los colombianos para protegerse del contagio. En el proceso de retorno a la normalidad, el impulso del aparato productivo será fundamental para frenar el desempleo, que como era de esperarse, se disparó por la parálisis de las empresas, restaurantes, bares y centros comerciales en todo el territorio nacional. Una tarea nada fácil, en medio de la incertidumbre que existe por la ausencia de una vacuna certificada que ayude a contrarrestar la amenaza de convivir, quién sabe por cuánto tiempo más, con un virus que ha infectado a miles de personas en el mundo y que en un abrir y cerrar de ojos, desbarajustó las metas económicas proyectadas para este año en los 182 países donde el germen infeccioso ha circulado. Aunque el Covid-19 permanecerá por el resto del 2020 entre nosotros, debemos empezar a prepararnos para la pospandemia, en la que más que nunca se necesitará de la solidaridad y el apoyo de todos para recuperar velozmente el crecimiento que se ha perdido durante el semestre. Es allí donde las regiones serán claves. Por eso hay que rodear a las administraciones locales en la misión que comienzan, muchas de ellas con dificultades presupuestales por la reorientación que han tenido los recursos hacia la salud y el sector agropecuario. Como primera medida, los alcaldes y gobernadores tendrán que someter sus planes de desarrollo a una reingeniería, proceso en el que el Gobierno Nacional tendrá que acompañarlos de manera permanente para que sus obras y proyectos no se queden a mitad de camino. Ante la nueva realidad económica y social, se hace más que necesaria la descentralización para responder a las demandas que se tienen en otros frentes en muchos de los municipios. En eso se debe enfocar el Departamento Nacional de Planeación (DNP), para evitar que los territorios experimenten un mayor atraso en su crecimiento, como el que podrían presentar como consecuencia de la crisis sanitaria que hoy golpea con dureza al país. Desde la revista El Congreso estaremos apoyando a los mandatarios regionales en su propósito de alcanzar cada una de las metas que se han trazado para sus cuatro años de gestión.

Es hora de prepararnos para la pospandemia Read More »

La política, los politicos y la prensa en Colombia

Datos y hechos de las relaciones entre prensa y política a propósito de los 25 años de la Revista El Congreso Siglo XXI. Presidentes vinculados con medios de comunicación (Desde 1886)* Rafael NúñezCarlos HolguínMiguel Antonio CaroCarlos E. RestrepoJosé Vicente ConchaMarco Fidel SuárezPedro Nel OspinaMiguel Abadía MéndezEnrique Olaya HerreraEduardo SantosMariano Ospina PérezLaureano GómezRoberto Urdaneta ArbeláezAlberto Lleras CamargoGuillermo León ValenciaGustavo Rojas PinillaCarlos Lleras RestrepoMisael Pastrana BorreroAlfonso López MichelsenBelisario BetancurCésar Gaviria Fuente: La industria de los medios masivos de comunicación en Colombia. María Teresa Herrán. 1991. Fescol. Página 57 En la década de los años 30 del siglo XX, la prensa colombiana era, según lo expresaba Alberto Lleras Camargo, “la más segura, la más consolidada y la más perdurable de nuestras instituciones políticas y sociales”. (El Liberal, diciembre 10 de 1939). Y sí. Hay partes de la vida republicana en las que la altura intelectual, la contribución a la democracia, la construcción de una opinión pública que alienta el debate responsable y serio de los grandes temas nacionales y el servicio informativo a la ciudadanía han sido características del ejercicio periodístico en la Nación. Debe agregarse que también ha existido una relación directa entre las labores periodísticas y la política o entre políticos y periodistas, más todavía, un complejo y útil periodismo político que ha perdurado como actividad en medio de las más duras circunstancias de un territorio en el que los conflictos, la guerra interna y las desigualdades han marcado una agitada historia. El devenir de las publicaciones que generan opinión y que hacen circular contenidos sobre la política ha conectado siempre acontecimientos y personajes con públicos también ávidos de conocer lo que ocurre en la vida nacional, como es el caso de la Revista El Congreso Siglo XXI, publicación que ha sido promotora de un periodismo útil en lo informativo, firme en la divulgación de las ideas y persistente en sus objetivos de emprendimiento. La Revista es heredera de casi dos siglos de desarrollo de los medios de comunicación que, como lo señala el historiador Antonio Cacua Prada, han mantenido esa relación entre instituciones democráticas, prensa y dirigencia política. “La gran mayoría de mandatarios colombianos, desde el Jefe del Estado Soberano de Cundinamarca, don Jorge Tadeo Lozano y Peralta, en 1811, han sido periodistas”. Así lo reseña Cacua Prada en una de sus obras al presentar una larga lista de periódicos que desde las luchas independentistas de 1810 fueron conformando el panorama de los medios en la República. Se incluye la Gaceta Colombiana, un medio oficial editado en Cúcuta durante los debates sobre el naciente estado colombiano. También El Insurgente, atribuido a la inquieta y creativa mente del prócer Antonio Nariño y cuya función era controvertir las ideas de sus opositores que se expresaban en el Correo de Bogotá. Nariño con su famosa Bagatela es considerado el primer periodista político de la historia republicana. Simón Bolívar también usó como arma ideológica a las imprentas y Francisco de Paula Santander tuvo a su servicio El Patriota (1823). Medios como El Granadino, El Constitucional de Cundinamarca, La Gaceta de la Nueva Granada, El Cachaco, El Conservador, La Noche, El Nacional, El Neogranadino, El Siglo, El Conservador, La Verdad y la Razón, El Catolicismo, El Porvenir, El Bogotano, La Paz, La Fe, El Obrero, El Tradicionista, El Espectador o El Tiempo, se imprimieron durante agitadas décadas desde el siglo XIX, en las que fue abriéndose paso una institucionalidad que ha reconocido a la prensa como otro de sus pilares. En estos periódicos escribieron y afilaron su pluma política personajes centrales de la vida pública y quienes alcanzaron los más altos cargos de la Nación. Florentino González, Manuel Murillo Toro, Lorenzo Lleras, Mariano Ospina Rodríguez, Julio Arboleda, José María Samper, Salvador Camacho Roldán, José María Vergara y Vergara, Miguel Antonio Caro, Rafael Núñez y José Manuel Marroquín, entre otros. Para el siglo XX los historiadores destacan períodos en los que política, Estado y prensa conformaron el carácter de la nacionalidad como elementos centrales. Para Jorge Orlando Melo, entre 1930 y 1946 todos los presidentes habían sido directores de periódicos. Enrique Olaya Herrera, fundador del Diario Nacional, Eduardo Santos, director de El Tiempo y luego llegarían los López y los Lleras. Melo añade que, Alberto Lleras, el político más importante del siglo XX, fue director de La Tarde y El Liberal y fundador de Semana. Además, fue director de El Espectador. Más recientemente, Carlos Lleras Restrepo quien dirigió El Tiempo, López Michelsen, orientó El Liberal y Belisario Betancur, que pasó por La Defensa, El Siglo y dirigió La Unidad. Se fortaleció, además, una prensa regional y bogotana que igualmente ha tenido nexos importantes con la política y los políticos. Los periódicos, cada vez en mayor convivencia con múltiples medios de comunicación como la radio, la televisión, la Internet y los demás espacios de tecnologías y redes sociales, se han sumado a un entramado global de canales y flujos de mensajes en los que también se juega mucho de la política y del mismo manejo del Estado. Mirado desde la actualidad, los últimos presidentes y buena parte de las dirigencias locales han compartido con los medios modernos tanto en su dirección como en sus estructuras de propiedad. Juan Manuel Santos, exdirector de El Tiempo o Andrés Pastrana, con vinculaciones a prensa y televisión, son ejemplos de esa unión permanente de periodistas y políticos. Revistero Las revistas generales, de entretenimiento, universitarias, institucionales o académicas han sido otra parte de la actividad de medios informativos en la historia nacional. De los jesuitas se registran El Mensajero del Corazón de Jesús (1867) o Universitas de la Javeriana (1951). Otras como Bogotá Ilustrado (1908), Horizontes (1913) y el caso de Cromos (1916), un semanario que al cumplir 50 años recibió la Cruz de Boyacá otorgada por el Presidente Guillermo León Valencia. Todas estas publicaciones influenciadas por la clase política al igual que Revista Colombiana, en la que participaron Laureano Gómez y Mariano Ospina Pérez o la Revista de América, una iniciativa de El Tiempo (1945). Otro medio de importancia es

La política, los politicos y la prensa en Colombia Read More »

25 años forjando historia

Por Álvaro Erazo Paz Estamos celebrando los 25 años de la Revista El Congreso Siglo XXI, una publicación que ha acompañado durante estos cinco lustros el debate a los grandes temas nacionales y las decisiones que han surgido del Congreso de la República, por excelencia, la casa de la democracia en nuestra Nación. Comencé a gestar la idea de la Revista en el mismo año en el que nació la Constitución de 1991, quizás el cambio político e institucional más importante de la historia reciente del país. Pensé que había que estar a la altura de unas circunstancias que requerían de un periodismo proactivo y consecuente con tiempos en los que Colombia estaba dando un salto histórico para el perfeccionamiento de su democracia, en beneficio de millones de personas que clamaban por equidad, derechos y mejores condiciones de vida. Después de 25 años, el balance es satisfactorio, aunque refleja también un camino de retos y dificultades en el que nos convertimos en un medio de comunicación que, sin lugar a dudas, es parte de lo más meritorio del periodismo político nacional. Fruto del sueño de un equipo emprendedor bajo mi dirección, la Revista El Congreso Siglo XXI ha consolidado un flujo ininterrumpido de contenidos que vienen registrando el acontecer legislativo en un contexto nacional pues nuestro trabajo también ha consistido en comunicar al poder central del Estado con las regiones, en un diálogo permanente que en buena medida ha fructificado en entendimientos para el desarrollo de unos territorios que siempre han esperado lo mejor de sus voceros en el Congreso de la República y en el conjunto de las instituciones que rigen y dan vida a las políticas públicas. Hemos sido la voz de los alcaldes y de los gobernadores y en nuestra publicación se ha expresado el sentir de las poblaciones más remotas de la geografía nacional y, en la otra vía, nuestro espacio editorial ha sido propicio y oportuno para dar a conocer las ideas, los planteamientos, las propuestas y los logros de senadores y representantes que han sido nuestros columnistas habituales. Nacimos, como lo he dicho antes, en el entorno de grandes cambios políticos y, precisamente nuestra primera edición del mes de junio de 1993 se tituló La nueva Colombia, así va la Constitución, momento desde el que no hemos parado en nuestra tarea de informar bajo claros principios periodísticos que han marcado el devenir de la Revista, creada en lo legal mediante resolución del Ministerio de Gobierno número 1058, con un S.S.N 1657-6004 y con la resolución 32114 de la Superintendencia de Industria y Comercio. Nos hemos vuelto una publicación de referencia y de necesaria consulta por nuestro carácter especializado en el análisis político que, por sus editoriales, columnas, informes, reportajes y crónicas impacta cada vez más en la opinión, a la que le resulta útil para el seguimiento del acontecer legislativo y de las actividades del Estado colombiano. Después de 25 años, el balance es satisfactorio, aunque refleja también un camino de retos y dificultades en el que nos convertimos en un medio de comunicación que, sin lugar a dudas, es parte de lo más meritorio del periodismo político nacional. En tal medida, venimos afianzando valores y principios corporativos que nos han hecho posible el posicionamiento como Revista reconocida en el ámbito nacional. El pluralismo, es decir, la información de calidad tomada desde todos los puntos de vista. La equidad con un equilibrio de contenidos que tiene en cuenta las diversas corrientes ideológicas. La responsabilidad social ante los lectores al informarles sobre la gestión de las instituciones públicas y privadas y la cooperación entre nuestro equipo de trabajo, siempre con el propósito de entregar un producto integral y de plena credibilidad. Persistir en este esquema periodístico nos ha permitido ganar el reconocimiento de nuestras fuentes de información y de los públicos a los que ofrecemos los servicios editoriales. He dedicado parte de mi vida a este gran proyecto editorial que he considerado un aporte al periodismo político y de seguimiento a los hechos institucionales, en el marco de una democracia que avanza y se hace cada día más firme, como se demostró en este año electoral con el triunfo del Presidente Iván Duque Márquez y con la vigencia de un nuevo Congreso que legislará durante los próximos cuatro años. Acompañaremos y divulgaremos con independencia editorial los propósitos y decisiones de quienes están hoy a cargo de darle un rumbo seguro al país y de sortear todos los obstáculos que se presenten. La Revista El Congreso Siglo XXI no desfallecerá en su labor de informar a los colombianos sobre los acontecimientos que, de seguro, determinarán qué deberá hacerse para que Colombia se oriente por caminos que la lleven al desarrollo económico, al reparto equitativo de los frutos de ese mismo desarrollo y a la convivencia pacífica que ha venido buscando por décadas para dar el salto definitivo hacia una sociedad moderna y ejemplo para todas las naciones del mundo.

25 años forjando historia Read More »

Senado y Cámara exaltan labor de Revista El Congreso en sus 25 años

En un acto en el salón de la Constitución del Capitolio Nacional, el senador Iván Leonidas Name Vásquez y el representante a la Cámara, Ciro Rodríguez Pinzón, exaltaron a la revista EL CONGRESO por sus 25 años de labores, en los que ha tenido como principio rector la defensa de la democracia y la institucionalidad. Desde Bruselas, el Presidente Iván Duque Márquez hizo un reconocimiento al director de la revista, Álvaro Erazo Paz, por su “titánica labor” de sacar adelante la publicación.  “Quiero agradecerle al doctor Erazo el haberme permitido en varias ocasiones escribir y también expresar mis proyectos de ley e iniciativas a través de su medio”, dijo el mandatario en un video que fue difundido durante la ceremonia, la noche del miércoles. Al destacar el trabajo de la publicación a lo largo de dos décadas y media, el Jefe de Estado consideró merecido el homenaje que se le rindió en la sede del Legislativo por “estar al servicio de la divulgación de la verdad y las ideas en nuestro país. Sea esta la ocasión para aplaudirlo por su titánica labor y para que sigan muchos años más con la revista que permite conectar a la ciudadanía con el trabajo de los congresistas”, concluyó. A través de la resolución 018 de 2018, el Senado de la República confirió una Mención de Reconocimiento al medio de comunicación por sus 25 años de actividad periodística, en los que ha ofrecido sus espacios informativos para dar a conocer la forma como se discuten y aprueban las leyes, divulgar la gestión pública y ayudar a la generación de empleo en el país. Por su parte, la Cámara de Representantes, mediante resolución 082 de 2018, condecoró a la revista EL CONGRESO, que fue fundada en 1993 para informar con criterio, responsabilidad y pluralismo ideológico sobre el acontecer político y nacional, con la Orden de la Democracia “Simón Bolívar” en el grado “Cruz Comendador” por su servicio al país a través del ejercicio periodístico. Al agradecer los dos reconocimientos, su director Álvaro Erazo Paz aseguró que la revista “no desfallecerá en su labor de informar sobre los acontecimientos, que, de seguro, determinarán las reformas necesarias para que Colombia se oriente por los caminos del desarrollo económico, la equidad y la convivencia pacífica que ha venido buscando el pueblo colombiano por décadas para dar el salto definitivo hacia una sociedad moderna y ejemplar para todas las naciones del mundo”. Al evento asistieron funcionarios del gobierno, congresistas, miembros del Cuerpo Diplomático, alcaldes, empresarios y representantes del sector salud y la academia.

Senado y Cámara exaltan labor de Revista El Congreso en sus 25 años Read More »