septiembre 27, 2022
Logo - Revista el Congreso
Menu Close

Gobierno asegura recursos para acciones que aportan a la lucha contra el cambio climático

Con la aprobación esta semana del Conpes 4088, Colombia avanza en la meta de reducción del 51 % de sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) al año 2030. Esta hoja de ruta implementará siete proyectos de inversión del sector ambiente y desarrollo sostenible, agricultura y desarrollo rural, y comercio, industria y turismo.


Los siete proyectos tienen inversiones por 187.457 millones de pesos para el periodo 2022-2025, y cuentan con vigencias futuras ordinarias otorgadas por el Consejo Superior de Política Fiscal el 24 de mayo de 2022.

Estos proyectos le apuntan al cumplimiento de 10 metas de mitigación, 11 metas de adaptación y cuatro metas de medios de implementación de la Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés), que es la hoja de ruta a través de la cual el país comenzó su camino hacia la disminución de emisiones y la carbononeutralidad. La reducción estimada es de 7.9 MtCO2-eq (toneladas métricas de dióxido de carbono equivalente) de GEI.

Los proyectos impulsados por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) para la acción climática tendrán los siguientes objetivos:

Primero: El Programa Nacional de Estufas Eficientes de Cocción (Pronatec) en zonas de alta deforestación y degradación de bosque. La inversión permitirá la sustitución de 7500 estufas de leña por estufas eficientes, lo que beneficiará al mismo número de familias. Esto representaría una reducción de 10.000 toneladas de leña, lo que aportaría a la conservación de los bosques.

Segundo: El desarrollo de tres iniciativas de adaptación al cambio climático y carbono azul, con restauración de cerca de 1750 hectáreas con ecosistemas de manglar. Esto representa la continuación del Programa Nacional para el Uso Sostenible, Manejo y Conservación de los Ecosistemas de Manglar.

El carbono azul es el carbono que se almacena naturalmente en los ecosistemas marinos y costeros, y tres tipos de ecosistemas costeros, manglares, praderas marinas y marismas almacenan la mitad de carbono azul enterrado en el fondo del océano, según Conservación Internacional. Juegan un papel importante en la gestión del cambio climático, dado que la conservación de esos ecosistemas permite capturar carbono y mitigar este flagelo global.

Tercero: La restauración directa de mínimo 10.000 hectáreas que incluirá producción y establecimiento del material vegetal, aislamiento, monitoreo, gestión y mantenimiento (2022-2025). Este proyecto generaría aproximadamente 300.000 jornales.

Cuarto: La modernización de la Red de Estaciones Meteorológicas del Ideam, como insumo de alertas tempranas y estudio de cambio climático. Se busca impactar a 150 estaciones entre 2022 y 2025. Así mismo, se desarrollará el Sistema Integrador de Información sobre Vulnerabilidad, Riesgo y Adaptación al Cambio Climático (Siivra), con el que el país dispondrá de información para la toma de decisiones.

Unidos en la lucha

La conservación de ecosistemas, el fomento de prácticas más sostenibles, la modernización de los sistemas de información son parte del propósito colectivo de los diferentes sectores de Gobierno para enfrentar el cambio climático.

El Conpes fue elaborado por el Departamento Nacional de Planeación (DNP), en articulación con los ministerios de Ambiente y Desarrollo Sostenible, de Agricultura y Desarrollo Rural, de Comercio, Industria y Turismo; de Hacienda y el Ideam.

Cortesía de Minambiente.