julio 22, 2024
Logo - Revista el Congreso
Ahorrar dinero: 10 claves para hacerlo de cara al futuro | FNA

Ahorrar dinero: 10 claves para hacerlo de cara al futuro | FNA

​¿Quieres lograr más y mejores objetivos? Pues el dinero será algo clave. Sin importar cuáles sean tus ingresos, es fundamental que puedas equilibrarlo con tus gastos. Así, al ahorrar dinero serás capaz de emprender nuevas metas.


¿Pero cómo llevarlo a cabo de manera eficiente? Aquí te explicaremos lo que debes considerar para que gestiones un buen plan de ahorro a corto, mediano y largo plazo. Pero antes conocerás la importancia de hacerlo.

¿Por qué es necesario ahorrar dinero?

Estar preparado para imprevistos

Este es un aspecto esencial a la hora de ahorrar, pues es posible que ocurra algo de último momento para lo que necesites dinero. Por ejemplo, si trabajas desde casa, podría pasar que falle el computador de forma inesperada.

Cumplir con proyectos

También puede que necesites ahorrar dinero para cumplir con determinadas metas financieras. Un ejemplo claro se puede apreciar con la posibilidad de crear tu propia empresa o incluso de tener unas vacaciones con tu pareja.

Prepararte para la vejez y darte gustos ocasionalmente

Ahorrar igualmente puede servir para hacerle frente a la vejez de la mejor manera posible. Especialmente, si quieres tener la posibilidad de tener una buena vida en esos momentos . Si bien podrás cobrar una jubilación, esto no quita que con un buen caudal de dinero ahorrado puedas darte más gustos.

Obtener rentabilidad

Asimismo, algunas personas deciden ahorrar dinero con el objetivo de usarlo para determinadas inversiones. Puede ser para darle vida tanto a un nuevo emprendimiento como a una empresa. Aunque también es posible invertir en activos y esperar a obtener ganancias con el paso del tiempo.

¿Cuáles son las 10 claves para ahorrar dinero?

Ya sabes por qué es importante ahorrar dinero. ¿Pero cómo lo puedes llevar a cabo? Aquí van algunas claves:

1. Recortar gastos innecesarios

Puede que todos los meses no puedas ahorrar, ya que gastas todo tu ingreso y esto significa evaluar qué es lo imprescindible. En función de ello, disminuirás tus consumos. Por ejemplo, si todas las semanas sales al cine, podrías recortar este gasto para usar ese dinero como fuente de ahorro.

2. Establecer metas realistas, una clave para ahorrar dinero

Muchas personas jamás convierten el ahorro en un hábito porque no tienen metas realistas. Por ejemplo, pueden creer que se comprarán una casa en pocos meses. Y si bien empiezan ahorrando, luego deciden gastar ese dinero en otras cosas. ¿El resultado? Vuelven a empezar de cero con sus ahorros. Si quieres adquirir constancia en tus ahorros, lo cual te permitirá conseguir más y mejores objetivos, deberás establecer metas realistas. Aquí la clave es que pienses qué es lo que necesitas y en cuánto tiempo lo puedes lograr.

3. Conocer tus prioridades financieras

Esto es algo relacionado con lo anterior. Para ahorrar dinero adecuadamente, deberás hacer un listado para conocer cuáles son tus gastos fijos imprescindibles: pagar el alquiler, los impuestos o la comida esencial. A partir de allí, tendrás un presupuesto de gastos secundarios.

Entonces, cuando conozcas estas prioridades financieras, sabrás disminuir estos últimos. Y de esta forma tendrás más dinero para ahorrar.

4. Escoger algunas herramientas de ahorro

Desde el FNA podremos aportar con un plan de ahorro voluntario y programado, para que puedas cumplir tus sueños. Especialmente, si quieres cumplir el objetivo de tener casa propia. Así que, si utilizas esta clase de servicios para ahorrar dinero, ten por seguro que lograrás adquirir esa constancia necesaria.

5. Comer en casa en vez de hacerlo afuera tan seguido

La comida es una de las cosas en las que más se irá tu dinero. Especialmente, si sales a comer de manera habitual. Para evitar este gasto, una buena opción es cocinar en tu casa, pues te saldrá mucho más barato.

Ahora bien, en caso de que igual quieras salir a comer, trata de hacerlo en los días donde existan promociones o en lugares más baratos. También pedir delivery puede ser recomendable.

6. Anticiparse a las fechas de mayor consumo para ahorrar dinero

Igualmente debes tener en cuenta los ciclos del mercado. Por ejemplo, los precios pueden aumentar cuando necesitas hacer las compras de Navidad

Entonces recuerda: si tienes que hacer compras en las fechas de mayor consumo, mejor anticiparse.

7. Aplicar la regla 50/30/20

Esta es una gran forma de ahorrar. Básicamente, significa que el 50% de tus ingresos debe cubrir tus necesidades básicas. Luego, el 30% sirve para cubrir gastos prescindibles. Y el 20% se tiene que destinar para ahorrar. Por supuesto: ¡esto es algo muy flexible! Algunas personas pueden querer hacer un 40/30/30, por ejemplo. Pero esta es una referencia que te será muy útil para ahorrar, ya que establecerás constancia. O sea, si sabes cuánto puedes usar en gastos secundarios, sabrás que a finales de mes tendrás un 20% para ahorrar.

8. Eliminar los gastos hormiga para ahorrar dinero

Los gastos hormiga son esas compras que parecen pequeñas, pero que de manera acumulada pueden representar grandes cifras. Un ejemplo claro ocurre con los snacks. Si los compras una vez, no representarán problemas. Pero si los compras siempre, al final del mes el gasto será considerable.

Cabe destacar que estos gastos hormiga dependerán de cada persona. Por tanto, trata de identificar cuáles son los tuyos día a día, durante 7 días. Revisa si hay algo que compres y se repita 2 o más días, como un café en la tienda.

Una vez hecho esto, evalúa cuánto representa a finales de mes. Y ahí pregúntate: ¿lo puedes prescindir? Si la respuesta es que sí, elimínalos. Si no quieres, puedes reducir la cantidad que consumes al mes. Recuerda: si tienes un control sobre ellos, vas a poder ahorrar.

9. Encontrar ofertas, otra forma de ahorrar dinero

¿Por qué comprar algo en un sitio si en otro lo puedes conseguir a mitad de precio? Y gracias a Internet, tendrás la posibilidad de comparar valores de un mismo producto. La clave es que trates de conseguirlo en el lugar más barato posible. Solo recuerda siempre garantizar la autenticidad del vendedor antes.

10. Buscar las cosas que se puedan reemplazar

Por ejemplo, puede que seas un fanático del pescado y tu corte favorito seas el salmón. ¡Pero es el más caro! Entonces, tal vez encuentres alguna otra variedad más barata y con un sabor similar.

El secreto aquí es que analices los costos que suponen cada una de estas compras. En función de ello, verás si los puedes reemplazar.