julio 16, 2024
Logo - Revista el Congreso

Columna de Opinión

¡Un exabrupto! ¡No se puede pretender comer carne y seguir tomando leche de la misma vaca!

Amylkar D. Acosta M Miembro de Número de la ACCE El doctor Jorge Humberto Botero, ex ministro de Comercio y actual Presidente de FASECOLDA levantó una polvareda con el dislate de su propuesta de privatizar a ECOPETROL, la joya de la corona del Estado colombiano. Sus argumentos para proponer la venta del 88.5% de las acciones de la Nación son traídos de los cabellos y a los colombianos le quedó la sensación de que esa película ya la vimos. Recordemos que la venta de ISAGEN se dio por descarte, en concepto del Ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas la rentabilidad sobre la inversión de ECOPETROL era de 6.7% mientras que la de ISAGEN era de 2.4%. Además, “la rentabilidad sobre patrimonio que en 2012 para ISAGEN fue de 13% y en ECOPETROL de 22%”. Para concluir, axiomáticamente, que era más rentable invertir el producido de la venta de ISAGEN en la modernización de la infraestructura de transporte. De esta manera estaríamos cambiando un activo energético por dobles calzadas. A contrario sensu de lo que dijo el exministro, ‘que la propuesta no puede ser más oportuna’, considero que no puede ser más impertinente” Después se supo que los $5.8 billones que recibió la Nación por la venta de ISAGEN no se invirtieron en el programa de modernización vial, como se había dicho, sino que sirvieron para capitalizar a la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN). Como lo manifestó su Presidente Clemente del Valle dicha capitalización permitió “ampliar  la capacidad de financiación, tanto en número de proyectos a financiar, como en el monto individual que se puede comprometer por proyecto”. Es decir, que la Nación sale en auxilio de los concesionarios de las vías de cuarta generación (4G), apalancándolos para el cierre financiero de los proyectos. Como lo acotó en su momento la Contraloría General, dichos recursos  “serían otorgados a los inversionistas privados (léase concesionarios) con unas condiciones de crédito flexible”, además de advertir el riesgo de cambiar “un activo productivo” por otro “que tiene una rentabilidad difícil de cuantificar”. El Presidente de FASECOLDA nos viene con una propuesta similar, dice él que “no se trata de cambiar los mecanismos de obra pública, sino de generar recursos de financiamiento y de capital en los proyectos que deben ser recuperados por la Financiera de Desarrollo Nacional en el mediano y largo plazo”. Más de lo mismo, apoyándose en el sofisma de que “es obvio que es mucho más interesante, por los impactos sociales y económicos que genera, tener los recursos en vías que tenerlos en ECOPETROL”. Su planteamiento sólo se diferencia en que propone constituir un Fondo en el exterior, el cual trasvasaría el 50% de los recursos a la FDN, para, digámoslo sin rodeos, financiar a los privados y con el “flujo de ingreso” generado por el rendimiento del otro 50%, según él, se supliría los ingresos que hoy recibe la Nación por concepto de dividendos. Ahora, con el socorrido argumento de que “la inversión en infraestructura tiene una buena rentabilidad social y económica, no sólo rentabilidad financiera, Botero nos invita a “dar un ‘salto de canguro’ para volver a las tasas de crecimiento de antes” con su propuesta, pasando por alto que las mayores tasas de crecimiento del PIB “de antes” respondieron al largo ciclo de precios altos del petróleo, el carbón el oro y el ferroníquel, que se prolongó hasta mediados de 2014. El hecho de que el crecimiento potencial de la economía haya pasado del 4.5% al 3.5% y de que lleva tres años creciendo por debajo del mismo, sólo demuestra su enorme dependencia de la actividad extractiva y nada más. Y no va a crecer más, como por arte de birlibirloque, vendiendo a ECOPETROL. Ello es una falacia, pues bien se sabe, como lo dice el refranero popular lo que por agua viene por agua se va, de allí la urgencia de la diversificación de la economía, esta es la verdadera tabla de salvación de un crecimiento mayor y sostenido. Según el ex ministro, “hay que seguir el ejemplo de Noruega que ha podido aprovechar sus recursos naturales y promover el desarrollo económico de largo plazo” y resulta que Noruega mantiene el control sobre su empresa petrolera Statoil y, hasta donde sabemos, no se les ha pasado por la cabeza venderla. A contrario sensu de lo que dijo el ex ministro, “que la propuesta no puede ser más oportuna”, considero que no pudo ser más impertinente y, para utilizar el lenguaje futbolístico en boga, fuera de lugar. Según FASECOLDA, el Gobierno debería seguir las prácticas internacionales y “dejar al sector privado la realización de la producción de bienes y servicios, salvo en aquellas circunstancias en las que existan fallas de mercado”. Pero con esta frase sólo se busca embaucar a los incautos y tratar de justificar semejante exabrupto, como lo es tratar de vender, a tontas y a locas, el principal activo con el que cuenta la Nación con el espejismo de cambiar un activo por otro activo.

¡Un exabrupto! ¡No se puede pretender comer carne y seguir tomando leche de la misma vaca! Read More »

La relación recíproca de la palabra y los sueños para seguir Re-Existiendo

Por: Diana  Jembuel Morales Periodista Pueblo Misak. Comunidad de Juristas Akubadaura Las mujeres somos las dadoras de vida, las luchadoras para la vida colectiva territorial. Somos las que mantenemos, direccionamos, ordenamos, guiamos desde el caminar espiritual, como nuestra organización propia. Lo importante de este gran ciclo de vida es saber hablar a la hora que el pueblo pide que nos paremos con fuerza para seguir fortaleciendo nuestro proceso. Para el pueblo Misak Misak, originarios del suroccidente del departamento del Cauca y actualmente en siete departamentos del gran territorio colombiano, la naturaleza es nuestra madre y espíritu de vida, los elementos vitales del mundo y del cosmos. Este es parte integral de la tierra en el tiempo y espacio, nos dota de alimentos, sabiduría y de dignidad identitaria. Por esas razones nos conocen en el mundo de afuera como hijos de la palabra y los sueños. Desde nuestro vestido, que simboliza los colores vivos y profundos de nuestra madre tierra, van en nuestros tejidos las enseñanzas de nuestras abuelas –shuras- y madres que comparten de generación en generación, el saber conocer, manejar e interpretar la relación recíproca de la palabra y los sueños, donde constantemente mantenemos la fuerza de la comunitariedad. Las mujeres somos las dadoras de vida, las luchadoras para la vida colectiva territorial. Anteriormente era el hombre quien estaba en el poder desde la parte organizativa propia del pueblo, pero desde el año 2005 se dio paso a nombrar a la primera vicegobernadora: Mama Barbaba Muelas. Hemos venido marcando la verdadera historia, no solo en el territorio de origen, sino también en otros espacios como es la academia; las mujeres están logrando ser las voceras y no únicamente del pueblo al que pertenecen. Ya la visión y las luchas son colectivas, de aprender y desaprender para que estas se den desde cada una de ellas por y para los pueblos originarios. Actualmente las mujeres tienen un papel muy importante porque se han formado desde el pensamiento colectivo de una lucha social, de exclusión, siendo actoras en la defensa de los derechos humanos, para una vida digna y libre de violencia. Uno de los grandes logros es que ya tenemos el poder de la palabra desde la memoria histórica, desde el proceso organizativo propio, desde el mayor proceso que es la espiritualidad, desde métodos académicos complementarios, y todo esto se une en un solo tejido colectivo que es la comunitariedad. En la sociedad actual no solo la mujer Misak Misak, sino todas las mujeres vamos caminando desde un gran tejido para la humanidad, porque sabemos y somos las dadoras y sembradoras de vida. Donde la memoria de las luchas nos duele, pero ese dolor se convierte en una fuerza interna que transforma a una colectividad histórica para seguir liderando y contando la realidad de nuestro país, que sembramos con dolor, pero parimos con fuerza de un cambio, que no será ahora, pero llegará.

La relación recíproca de la palabra y los sueños para seguir Re-Existiendo Read More »

La desatención a la política social en Barranquilla nos está pasando factura

José David Name Cardozo Senador de la República Partido de la U En los últimos años, Barranquilla se ha posicionado como una ciudad líder en materia de crecimiento, no solo en el Caribe sino en toda Colombia, siendo ejemplo para muchos por sus importantes avances en infraestructura, uno de los sectores en los que más se ha destacado. Obras como la Avenida del Río, la recuperación de los parques, la canalización de los principales arroyos le han cambiado la cara a la ciudad.  Sin embargo, la administración distrital durante años ha dejado un gran vacío en el tema de inversión social, que hoy nos está pasando una factura muy alta por la grave problemática de violencia juvenil que se vive en los distintos sectores de Barranquilla. Al comparar el destino de las inversiones entre 2008 y 2016, Fundesarrollo y Barranquilla Cómo Vamos encontraron que los sectores de educación y salud tuvieron mejoras significativas en capacidad instalada, pero con poca asignación en programas sociales, que son necesarios en una ciudad como la nuestra; con altos índices de pobreza y receptora de familias con necesidades. La falta de políticas sociales efectivas han multiplicado los problemas de violencia, microtráfico y hurto en la ciudad; las pandillas juveniles se han fortalecido creando terror en los barrios del suroccidente y suroriente, donde cada día hay más temor de salir a la calle por los homicidios, los atracos y los ataques al Transmetro que a diario provocan los jóvenes. Necesitamos una política pública de juventud que se haga con vigor y compromiso sobre la base de que no se trata del futuro sino de un presente en riesgo para la sociedad y los individuos, invertir en esta generación constituye uno de los pilares centrales para avanzar en un proceso de desarrollo que debe tener como horizonte la igualdad. La escasa participación democrática como característica actual de la gestión pública en el Distrito y las pretensiones de una juventud que si bien se margina de la actividad política tradicional y poco participa en los ámbitos de decisión en los temas claves, pero que sí se considera sensible a las demandas de equidad y justicia social, requieren de acciones que traduzcan al escenario positivo ese deseo de participación que quieren tener nuestros jóvenes en la sociedad. Necesitamos una política pública de juventud que se haga con vigor y compromiso sobre la base de que no se trata del futuro sino de un presente en riesgo para la sociedad y los individuos. En Barranquilla, no han operado los instrumentos para una ciudadanía joven, estamos atrasados en la difusión de la ley 1885, que tiene como objetivo el empoderamiento de la juventud con espacios que le hagan ser ciudadanos de primera y no marginales que recurran a actos de vandalismo u otras expresiones de ilegalidad. Los esfuerzos que realiza la Policía Metropolitana para combatir las pandillas deben ir acompañados de una política social orientada a la familia, los niños y la juventud; la apuesta de Barranquilla debe ser la de convertirse en una ciudad integral, que sea un ejemplo verdadero para todo el país. El cemento y la infraestructura no lo es todo, de nada nos sirve tener una ciudad llena de edificios, con arroyos canalizados o parques remodelados si lo que reina es la inseguridad y la violencia, en medio de una sociedad destruida. Nuestro llamado es que se tenga como prioridad la acción hacia esta población vulnerable como remedio, pero también como prevención.  No le sigamos dando la espalda a los problemas sociales que por la desatención se nos están saliendo de las manos.

La desatención a la política social en Barranquilla nos está pasando factura Read More »

La verdad sobre la ley de páramos

Carlos Alberto Baena Presidente del Movimiento Político MIRA La reciente ley que garantiza la preservación, conservación y regeneración de los páramos en Colombia, fue aprobada por el Congreso de la República. La iniciativa que el Partido Político MIRA presentó en su momento contó con el respaldo de senadores y representantes de diferentes bancadas para salir adelante. Su propósito consiste en señalar los páramos como ecosistemas estratégicos. Fijar esta característica permite establecer directrices gubernamentales que protejan su integralidad, los preserven, restauren cuando sea necesario, se aprovechen como fuente para la generación de conocimiento y si se pretende establecer algún uso en ellos, se garantice que este sea sostenible. La nueva ley entiende los páramos en su calidad de territorios de protección especial, que integran componentes biológicos, geográficos, geológicos e hidrográficos, además de variados aspectos sociales y culturales. La nueva ley entiende los páramos en su calidad de territorios de protección especial, que integran componentes biológicos, geográficos, geológicos e hidrográficos, además de variados aspectos sociales y culturales. Por otra parte, se determina la generación de planes de manejo ambiental en las zonas de páramo, que están en el deber de incluir, como parte activa, a las poblaciones que habitan las regiones comprometidas. Otro punto clave es la delimitación geográfica de los páramos, una medida que sirve para minimizar las prácticas que atentan contra el ecosistema. De esta forma, las autoridades quedan en capacidad de ejercer mayor control, para garantizar su protección y la de los beneficios ambientales que de ellos se derivan. Sin embargo, la ley va aún más lejos porque reconoce que hay actividades legítimas que se desarrollaban en zonas de páramos, pero que, por estar al interior del ecosistema protegido, no se podrán practicar más adelante. ¿Quién tomó esta decisión? La Corte Constitucional en sentencias de años anteriores. ¿Qué hizo el Congreso al aprobar la ley de páramos? Crear alternativas de protección económica y laboral para las familias que puedan resultar afectadas. Entonces, ¿qué mecanismos previó la nueva ley de páramos? Ella señala que deben existir programas de sustitución y reconversión de las actividades, ahora prohibidas, por medio de los cuales los habitantes tradicionales de los páramos que las ejercen cuenten con oportunidades de trabajo claras y concretas que, en consecuencia, permitan conservar sus niveles de ingresos, para que no se ponga en riesgo la calidad de vida que ahora poseen. La verdad es que la ley sí es herramienta y solución para múltiples problemas ambientales, económicos y sociales, que están asociados a los páramos.

La verdad sobre la ley de páramos Read More »

¿Qué pasa con las especialidades médicas en Colombia?

Por: Rafael Eduardo Palau Salazar Representante a la Cámara por el Valle del Cauca, Partido de la U Tal como lo indica el Observatorio de Talento humano en salud:  “No hay evidencia que sugiera exceso de oferta en alguna de las especialidades médicas en Colombia. Por el contrario, los estudios y la información disponible indican que la oferta de este talento humano no satisface la demanda de los servicios especializados y que los indicadores de disponibilidad están por debajo de países de similar o mayor desarrollo“. Pero, uno se queda sin entender dónde está el problema y quien da la solución, esto es: la pescadilla que se muerde la cola, pues, según el Ministerio de Salud: “Colombia no tiene totalmente cubiertas las necesidades de médicos en ninguna de las áreas de especialización. Esto se explica por el crecimiento de la demanda de servicios especializados, generados por aseguramiento universal, la actualización y unificación de los planes de beneficios, la baja capacidad resolutiva de los equipos de salud de los primeros niveles de atención, entre otros factores”. El panorama al que se enfrentan cada año los médicos generales del país cuando aspiran a especializarse es preocupante, pues, se encuentran con una realidad que nada tiene que ver con las otras profesiones diferentes a la medicina. Cualquier profesional de este país puede aspirar fácilmente a una especialización, en cualquier universidad, siempre y cuando sea admitido por la respectiva universidad que la oferta, independientemente de si tiene una beca o el dinero para pagar el costo de la misma, pero, esta suerte no la tiene el médico (vulnerándole los derechos constitucionales a desarrollar su profesión, arts. 16 y 26 CP). Cada año, pueden graduarse alrededor de 5.000 médicos, que no pueden “soñar” con tener una especialización como cualquier otro profesional en Colombia. En el país existen inscritas ante el Ministerio de Educación Nacional 496 especializaciones médicas ofrecidas por las facultades de medicina del país; sin embargo, de los cupos que ellas tienen inicialmente asignados y aprobados en las resoluciones del MEN, ofertan los cupos que a su criterio y “autonomía universitaria” quieren procurar cada año. En las facultades de medicina del país se ofrecieron en el primer periodo del 2017: 149 especialidades médicas, en las cuales observamos, por ejemplo: en ochenta y ocho (88) especializaciones recibieron solo de a un (1) estudiante y en quince (15) especializaciones fueron aceptados de a dos (2) estudiantes. “Cada año, pueden graduarse alrededor de 5.000 médicos, que no pueden “soñar” con tener una especialización…” En el año 2016 contábamos con 49.021.139 habitantes y solo 23.305 especialistas médicos, distribuidos así: Medicina interna: 3.280; Pediatría 3.141; Anestesiología 3.000; Ginecología y traumatología 2.094; Cirugía general 1.843; Ortopedia y traumatología 1.269; Oftalmología 1.117; Radiología e imágenes diagnósticas 1.069; Psiquiatría 938 y Otras 5.554. Ahora bien, estos datos son estimativos, cada ministerio tiene y maneja sus bases de datos que no están 100% actualizados por ellos, quedando demostrado que no existe en el país un censo real. Adicionalmente, las solicitudes de registro calificados para programas de especializaciones médico-quirúrgicas desde el año 2014 al 2017 va decreciendo; sin embargo, de las presentadas del 2014 al 2017, se aprobaron en el 2014 un 30% de las solicitudes, en el 2015 el 45,9%, en el 2015 un 72,8% y en el 2017 se encuentran en trámite el 95%. Revisado el trámite para solicitar la apertura de una especialidad médica, ante los Ministerios de Salud y de Educación Nacional, éste, no es difícil de cumplir y obtener por parte de las universidades; no siendo impedimento para que los médicos que se inscriben y ganan los exámenes de admisión, puedan ser aceptados, pues, no dependen de nuevas resoluciones el MEN, sino de decisiones de terceros, que, al parecer, tienen más poder que los mismos rectores, decanos, y hasta ministros. Tenemos conocimiento de que muchas facultades de medicina quieren abrir cupos para nuevos y diferentes especialistas, para lo cual, abren su pensum, citan a los profesores para enseñar en las diferentes especialidades, pero, una vez el profesor acepta dar sus clases, recibe presiones de “alguien”, siendo éstas las verdaderas talanqueras para que en Colombia no hayan más especialistas, pues, unos pocos médicos quieren hacerse con los excelentes honorarios que genera su especialidad, primando su ambición y corrupción antes que las necesidades y anhelos de los médicos por especializarse y del sistema de salud por tener más expertos. Consecuencias lógicas de esta realidad: alta emigración de profesionales para especializarse en otros países, a muy altos costos, algunos cayendo en tentación de hacer cursos cortos en el exterior que posteriormente no van a ser homologados o van a caer en redes de corrupción para lograr permisos que les permitan ejercer, o en el peor de los casos, desempeñarse como tales, sin permisos  ni garantías para los pacientes, poniendo en riesgo los mismos, mención especial exige en la especialidad de cirugía estética o reconstructiva. Por todo lo anterior, se requieren acciones oportunas y eficientes de todas las instituciones que hacen parte del entramado de las especializaciones médicas, para derrotar los fantasmas que no dejan ejercer el derecho a desarrollar su profesión a los jóvenes médicos colombianos.

¿Qué pasa con las especialidades médicas en Colombia? Read More »

“Estamos listos para trabajar por Colombia”

Por: Ángela Garzón Concejala de Bogotá El país toma un nuevo rumbo y eso fue lo que se vivió en las elecciones del 17 de junio, los colombianos decidieron que querían como Presidente a Iván Duque y como Vicepresidente a Marta Lucía Ramírez, la primera mujer en alcanzar esta dignidad. “Estoy segura que Marta Lucía Ramírez nos representará de la mejor manera a  todas las mujeres colombianas” Esta decisión de más de 10 millones de colombianos, la mayor votación en la historia del país en unas elecciones presidenciales, trae muchos retos, uno de los más importantes es unir al país después de tanta polarización, respetando eso sí las diferencias, pero trabajando desde ellas en un propósito común: hacer de Colombia un país más equitativo y con mejor calidad de vida para todos los colombianos. Este Gobierno se caracterizará por ser la  voz que de manera fuerte y sin titubeos se levante contra aquellos que quieran seguir en la ilegalidad y llamará siempre a trabajar unidos desde la diferencia, porque el desarrollo lo construimos entre todos. Dejaremos de lado los odios y las divisiones, queremos un gobierno que promueva la inclusión y el trabajo en equipo, y no uno que llame a la división y el odio entre los colombianos. Queremos unir a Colombia, y que sea un Gobierno de cara a la ciudadanía, cercano a la gente, en el que todos los sectores sociales sean protagonistas, un gobierno que empodere a las mujeres, teniendo además como protagonista a la primera mujer Vicepresidente del país. Es hora de mirar hacia adelante, sin espejo retrovisor y construyendo un futuro mejor para todos, que permita que Colombia empiece a distinguirse por ser un país donde predominen la equidad, la legalidad y el emprendimiento.

“Estamos listos para trabajar por Colombia” Read More »