mayo 19, 2024
Logo - Revista el Congreso
La vicepresidenta de la República, Francia Márquez Mina, y el ministro de Justicia y del Derecho, Néstor Osuna Patiño, hicieron un llamado a humanizar el sistema penitenciario y a garantizar los derechos de redención de penas a las mujeres privadas de la libertad.

Se hace llamado a humanizar el sistema penitenciario y a garantizar los derechos de redención de penas a las mujeres privadas de la libertad

La vicepresidenta de la República, Francia Márquez Mina, y el ministro de Justicia y del Derecho, Néstor Osuna Patiño, hicieron un llamado a humanizar el sistema penitenciario y a garantizar los derechos de redención de penas a las mujeres privadas de la libertad.

Los funcionarios visitaron la Cárcel y Penitenciaria de Media Seguridad de Acacías, Meta y la Colonia Agrícola de Mínima Seguridad del municipio, donde conocieron de primera mano los beneficios de los proyectos productivos de porcicultura, avicultura, piscicultura, establo, agricultura, ebanisterías, sastrería, entre otros, cuyos productos son comercializados y las ganancias, en su gran mayoría, reinvertidas en los programas.
En este espacio, la vicepresidenta pidió al INPEC condiciones de equidad para que las mujeres también puedan acceder a programas de tratamiento de redención de penas de la Colonia Agrícola y que mensualmente les sea entregado un kit sanitario.
La alta funcionaria también hizo una invitación a los funcionarios del sector justicia a trabajar juntos para generar igualdad para las mujeres al interior de los centros penitenciarios y carcelarios, y que cuenten con los mismos beneficios que tienen los hombres.
Por su parte, el ministro Osuna Patiño anunció que su cartera presentará en marzo un proyecto de ley para que todas las actividades productivas y de educación que desarrollen las personas privadas de la libertad cuenten para redención de penas.
“Se busca que, para este tipo de beneficios, a la persona privada de la libertad solo se le tenga la valoración objetiva del estudio, trabajo y el tiempo que lleva cumpliendo su pena, y no del delito por el cual fue condenada”, agregó. 
​Finalmente, enfatizó en que estas iniciativas han sido pensadas para fortalecer procesos de resocialización, construcción de tejido social y para que la población recluida tenga una vida mejor cuando esté en libertad.