septiembre 25, 2023
Logo - Revista el Congreso

RECUPERAR EL AEROPUERTO CORTISSOZ

Recuperar el aeropuerto Ernesto Cortissoz, una de las terminales aéreas más importantes del país, cuna de la aviación en Colombia, es un propósito que debe unir a las fuerzas vivas del departamento y el Gobierno Nacional.


Un aeropuerto que atienda plenamente las necesidades de la ciudad en cuanto a conectividad aérea, ha sido el anhelo de los barranquilleros durante mucho tiempo.
Después de un escenario que se miraba preocupante por el fracaso en el que se convirtieron las obras de ampliación y modernización del Aeropuerto Internacional Ernesto Cortissoz, hoy se vislumbra una luz que esperamos mejore las perspectivas, y con ello el futuro de la torpedeada terminal aérea.

Cuando en el 2015 se firmó el acta de inicio del contrato para la modernización del Cortissoz, los barranquilleros teníamos muchas expectativas por las obras que prometían, soñábamos con un aeropuerto acorde a las necesidades de la región, eficiente, con altos estándares de servicio, confort y seguridad operacional. En cambio, ocho años después tenemos una terminal aérea sin una gran transformación, que le quedó pequeña a la ciudad de Barranquilla y a toda la región Caribe.

La declaratoria de la terminación anticipada del contrato de concesión, realizada en el laudo arbitral de la Cámara de Comercio de Bogotá, se convierte en una nueva oportunidad para hallar una concesión que transforme al aeropuerto en una de las infraestructuras más eficientes de la región, que reivindique a la ciudad. Si bien la decisión ha sido la más conveniente, deja un sinsabor, que no se impusieran sanciones adicionales al concesionario Grupo Aeroportuario del Caribe, que le falló e incumplió a los atlanticenses, desde mucho antes del inicio de la pandemia del Covid-19.

Después de múltiples jugadas por parte del concesionario, para evadir sus responsabilidades, con las que se afectaron la operación y el servicio del aeropuerto, así como la competitividad regional, finalmente se empezará a escribir otra historia en la que esperamos no se repitan los errores que en el pasado han significado un gran atraso para Barranquilla y su área metropolitana.

En esta nueva etapa, existen muchas dudas sobre las obras de modernización pendientes y la terminal de carga área del aeropuerto, que deben ser despejadas en medio del proceso de transición, que se encuentra liderando el ministro de Transporte, William Camargo, junto a la Aerocivil y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI). Necesitamos que se garantice la óptima operación y mantenimiento del aeropuerto, así como el cumplimiento de las obras pendientes.

Recuperar el aeropuerto Ernesto Cortissoz, una de las terminales aéreas más importantes del país, cuna de la aviación en Colombia, es un propósito que debe unir a las fuerzas vivas del departamento y el Gobierno Nacional. Nuestra ciudad exige una terminal aérea con altos estándares de servicio, confort y seguridad operacional, que despegue su vuelo para el completo cumplimiento de su propósito.