junio 28, 2022
Logo - Revista el Congreso
Revista el Congreso Siglo XXI

Consumo de antioxidantes ayuda a mejorar el sistema inmunológico


El Ministerio de Salud ha puesto en marcha varias campañas que promueven el autocuidado durante la emergencia sanitaria generada por el Covid-19. Una de ellas se hizo pública este jueves y hace referencia a una serie de recomendaciones para reforzar el sistema inmunológico a partir del consumo de antioxidantes.


Recordemos que el sistema inmunológico es el encargado de defender al cuerpo de las infecciones, bacterias y virus. Y para que el cuerpo pueda atacar y destruir a esos organismos infecciosos, se requiere un estado de salud favorable. 

Lo que recomienda Elisa Cadena, subdirectora de Salud Nutricional del ministerio, es aumentar el consumo de antioxidantes ya que estas sustancias químicas ayudan a detener o limitar el daño causado por los radicales libres.

Teniendo en cuenta que estos ayudan a proteger y revertir algunos de los daños, se hace un llamado a incrementar la ingesta de los alimentos que contienen antioxidantes ya que en medio de la difícil situación que se vive a causa del coronavirus, se hace vital contar con un buen estado de salud. 

“Los antioxidantes son considerados un sistema de defensa del cuerpo, ya que se relacionan con la prevención de enfermedades respiratorias, cardiovasculares, neurodegenerativas, gástricas, tumorales y del sistema endocrino, así como con el retraso en el proceso de envejecimiento”, explicó Cadena.

Aunque el cuerpo produce antioxidantes como vitamina A, C, E, betacaroteno, licopeno, luteína y selenio, una dieta saludable que incluya diferentes frutas y verduras, granos enteros, semillas y  nueces, también proporciona nutrientes. 

“Se recomienda aumentar el consumo de frutas como guayaba, fresa, pera, manzana, ciruelas, mora, papaya, naranja, mandarina, limón, mango, tomate de árbol, y verduras como zanahoria, brócoli, coliflor, espinaca, acelga, pimentón rojo, calabaza, cebolla cabezona morada, repollo morado y remolacha”, agrega.

Es importante resaltar que las frutas de colores brillantes tales como papaya, mango, zanahoria y melocotón, ayudan al incremento de los betacarotenos. 

La vitamina E está presente en los frutos secos y el licopeno se encuentra en las frutas y verduras de color rosa y rojo.

De igual manera, se destaca la importancia de consumir sazonadores naturales como ajo, canela, clavo, jengibre, páprika, curry, orégano y pimienta, que, aunque se consumen en pequeñas cantidades, también contribuyen a incrementar el contenido total de antioxidantes de la dieta.

“Todas estas recomendaciones hacen parte de una alimentación saludable en la que debemos incluir alimentos de diferentes colores, sabores en variadas preparaciones aprovechando nuestra diversidad alimentaria, así como aquellos de cosecha”, concluyó Cadena.