junio 14, 2024
Logo - Revista el Congreso

CAMILA MARTÍNEZ: PIONERA EN MEDICINA ESTÉTICA

Perfil: Camila Martínez es médica cirujana y master en medicina estética. Sus estudios en el exterior le han permitido adquirir los conocimientos necesarios para innovar en esta importante industria. Hoy, es una de las referentes en el campo de la medicina estética en América Latina gracias a la amplia gama de tratamientos que ofrece con tecnología de última generación y no invasiva. La doctora Martínez se especializa en labios, nariz y perfilamiento mandibular. Considera que parte de su éxito se debe a su amplio abanico de procedimientos para la mejora facial sin periodos extensos de recuperación, uso de anestesia ni ingresos al quirófano; marcando la diferencia entre el público latinoamericano, incorporando nuevas técnicas de acuerdo con la cultura
y las necesidades. Otro factor clave que la ha catapultado en la industria ha sido su trabajo personalizado; para la doctora cada paciente es único, por eso la necesidad de trabajar con tecnología de análisis morfológicos que facilitan el desarrollo satisfactorio de los tratamientos.

Sumario: Con su lema “la belleza no se oculta, la belleza se magnifica”, la doctora Camila Martínez quiere colocarse a la vanguardia de la medicina estética, a partir de técnicas cero invasivas, sin riesgos para la salud o integridad física y mental; aprovechando la belleza natural de los y las pacientes, resaltando sus rasgos faciales y la simetría de sus rostros.

Introducción: Según cifras de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética (ISAPS), Colombia se ubica en el puesto 14 a nivel mundial entre los países donde más se realizan cirugías estéticas. Esto se debe a la excelente calidad de profesionales en el área y a los bajos costos. La mayoría de pacientes atendidos en centros de estética son extranjeros, según Martínez. “Colombia se ha vuelto un referente a nivel mundial gracias a que los médicos son muy buenos, también las técnicas y los productos;  es más económico que en otros países y hay profesionales muy bien cualificados. El mercado crece cada vez más; creo que alrededor de un 50% de mis pacientes son extranjeros, sobre todo de Centroamérica y Estados Unidos”.

Innovación tecnológica

La doctora Martínez es pionera en la innovación de la medicina estética. Sus productos y servicios siempre están a la vanguardia de las últimas tendencias, las cuales suelen variar rápidamente
con el paso de los años.

“Todo depende de lo que esté en tendencia; antes los labios pequeños estaban en tendencia y ahora son los labios grandes, probablemente esto cambie en
unos años; cosas como la toxina botulínica considero que no van a cambiar porque la gente siempre va a querer verse más joven”, explica. Martínez explica que su marca ha logrado recientemente grandes avances en los tratamientos para la caída del cabello, con métodos especializados y la utilización de productos de alta calidad que se pueden adquirir por intermedio de la marca. Así como también desde el mes de junio se inició con éxito un ciclo de cursos de full face que garantiza a los participantes el manejo de esta importante técnica estética. “Los procedimientos que más realizamos son toxina botulínica en tercio superior, rinomodelaciones, labios, perfilamiento mandibular y tratamientos para la piel, esto es lo que más se práctica porque nuestra cultura tiende a ser más natural pero la gente siempre quiere verse mejor y esos rasgos son los que más rejuvenecen el rostro; la toxina para las arrugas; también es un gran avance la tecnología que tenemos para perfilar la nariz al igual que los labios sin necesidad de cirugías”, agrega.

 

Unos labios mal cuidados pueden volverse incomodos e incluso afectar la apariencia.

Transformando vidas

Junto a su equipo de trabajo la doctora Martínez ha transformado las vidas de sus pacientes. Para ellos, el bienestar emocional es una de las prioridades al momento
de iniciar cualquier procedimiento estético; basándose en la idea de que cada persona merece sentirse bien consigo misma. Quienes acuden a cirugías estéticas por lo general buscan un cambio radical en sus vidas motivados por las consecuencias del envejecimiento u otros factores; en ocasiones la cirugía estética ayuda a aumentar la autoconfianza, contribuyendo al mejoramiento de las relaciones interpersonales y la capacidad para afrontar desafíos con mayor determinación.

Martínez considera importante que los pacientes elijan muy bien al cirujano plástico adecuado, tener en cuenta su experiencia, así como su reputación.
“Una recomendación para alguien que vaya a realizarse un procedimiento por primera vez es que tenga claro lo que quiere; es importante dejarse guiar por
un profesional el cual no solo quiera vender sino que también se preocupe por su integridad física y el bienestar del paciente; tener en cuenta las certificaciones del sitio, el registro Invima
de los productos utilizados y ojalá que utilicen medicinas reabsorbibles en caso de que a la persona no le guste el resultado”, concluyó.